Vómitos

Los vómitos consisten en la expulsión por la boca del contenido del aparato digestivo (alimentos, jugo gástrico, bilis). Son muy frecuentes en las enfermedades infantiles: gastroenteritis, catarro, otitis, amigdalitis.

Cuidados en casa:

  • Ofrecer suero oral o líquidos azucarados (zumos naturales, agua) en cantidades pequeñas frecuentemente, aproximadamente, una cucharada cada 5 minutos.
  • Si se acompaña de diarrea es preferible utilizar soluciones de rehidratación oral de venta en farmacias. No use soluciones caseras ni refrescos comerciales.
  • Observe la aceptación por parte del niño. Si los líquidos son bien tolerados puede aumentar la frecuencia paulatinamente.
  • Cuando tome bien los líquidos ofrézcale comida, nunca forzándole, en pequeñas cantidades.
  • No se recomiendan medicamentos para cortar/eliminar los vómitos.

Consultar de nuevo:

  • Si vomita mucho, no tolera sólidos, ni líquidos o vomita aunque no tome nada.
  • Si los vómitos son verdosos, contienen sangre o parecen posos de café.
  • Si el niño presenta alguno de los siguientes síntomas: está adormilado, decaído, tiene mucha sed, los ojos hundidos, llora sin lágrimas u orina poco.
  • Si se acompaña de mucho dolor abdominal o de cabeza.