Sarna

La sarna o escabiosis es una infección de la piel producida por un ácaro. El ácaro es un parásito muy pequeño, como una arañita, que hacen un túnel en la capa más superficial de la piel. Aparecen ronchas en la piel por una reacción alérgica al ácaro que pican mucho. Se puede contagiar de una persona a otra por el contacto con la piel o la ropa, toallas, sábanas, etc

El tratamiento se realiza con una loción o crema de permetrina al 5%:

  • Debe aplicarse por la noche antes de ir a dormir por todo el cuerpo, desde el cuello hasta los dedos de los pies, insistir en las zonas de pliegues y bajo las uñas. Estas deben recortarse bien. Si el niño tiene menos de 2 años también se le debe aplicar en el cuero cabelludo.
  • Los restos de la loción o crema se eliminan al día siguiente por ducha o baño.
  • Hay que dar una segunda aplicación igual a los 7 días (2 aplicaciones en total).
  • El tratamiento por lo general no aliviará el picor de inmediato y por completo. El picor puede seguir 2-3 semanas después. Por ello, también es preciso tomar antihistamínicos para controlar este picor. Las lesiones de la piel suelen desaparecer en las 4 semanas siguientes al tratamiento.
  • Si una persona en la familia ha sido diagnosticada de sarna, se deben tratar todos los miembros de la familia el mismo día.
  • Se recomienda lavar la ropa en caliente y secarla, si es posible, en secadora a alta temperatura. Otra opción sería guardarla en una bolsa cerrada durante al menos 3 días. Es recomendable pasar la aspiradora por toda la casa. Los ácaros no sobrevivirán lejos del huésped más de 3-4 días.

Las personas infestadas no son contagiosas a las 12-24 horas de haber sido tratadas. Y pueden reanudar sus actividades normales (colegio, guardería).