Infección de orina

La infección de orina es la una infección del tracto urinario, que incluye vejiga y riñones. Puede causar fiebre, dolor abdominal, dolor de espalda, vómitos, dolor al orinar y orinar muchas veces. Los bebes pueden tener fiebre únicamente, irritabilidad o rechazo de las tomas. Se tratan con antibióticos. Para su diagnóstico se realizan dos pruebas, una prueba rápida, que orienta e indica si hay infección, y un cultivo de orina, que se realiza en laboratorio y tardan unos días en darnos el resultado.

Cuidados en casa:

  • Completar el tratamiento antibiótico prescrito.
  • En algunos casos son necesarias más pruebas.
  • Ofrecer frecuentemente líquidos.
  • Comprobar el resultado del cultivo de orina según recomendaciones dadas.

Recomendaciones para prevenir las infecciones urinarias:

  • Aumentar la ingesta de líquidos.
  • Enseñar a las niñas a limpiarse con papel higiénico siempre tras orinar de delante hacia atrás.

Consultar de nuevo si:

  • Si la fiebre persiste 48 horas tras el inicio del tratamiento antibiótico.
  • No tolera el antibiótico.
  • Aparece reacción tras la toma de antibiótico: hinchazón, erupción.
  • Aparece dolor de espalda, fiebre elevada o escalofrío.
  • Empeoramiento o afectación del estado general