Estreñimiento

Se considera que un niño está estreñido cuando hace deposiciones muy duras o no defeca con regularidad (más de 3 días sin expulsar heces). La dieta inadecuada (demasiados huevos, carne, leche, bollos, dulces comerciales) y los hábitos incorrectos (aguantarse las ganas de defecar repetidamente, no intentar defecar todos los días) constituyen la causa principal del estreñimiento infantil.

Cuidados en casa:

  • El niño debe sentarse en el retrete para intentar defecar todos los días a la misma hora, mejor después de alguna de las comidas.
  • Debe permanecer sentado 5-10 minutos. Puede entretenerse con algún libro o juego.
  • Hay que enseñarle que no debe aguantarse las ganas de ir al baño cuando sienta el deseo.
  • En relación con la dieta, lo principal es aumentar la ingestión de líquido (agua, zumos naturales) y fibra (cereales con fibra, pan con fibra, frutas y verduras). Si el niño está estreñido debemos evitar el exceso de huevos, carnes, leche y derivados lácteos (máximo 500ml/día), bollos o dulces industriales.
  • No debe administrar a su hijo laxantes, ni enemas, sin consultar con su pediatra.

Consultar de nuevo:

  • Si tiene dolor abdominal importante.
  • Si aparece sangre en las heces.
  • Si vomita muchas veces, no tolera alimentación.
  • Si encuentra a su hijo muy decaído y se queja mucho.