Usted está en:

Diabetes. Actuación ante descompensaciones

  • La hipoglucemia (glucosa menor de 70 mg/dl) normalmente se asocia a temblor, palidez, sudoración fría y bostezos, se trata con glucosa de absorción rápida vía oral (zumo, bebidas azucaradas) y a continuación hidratos de carbono de absorción lenta (galletas, pan, cereales). Se debe repetir el control en 10 minutos.
  • En caso de hipoglucemia con pérdida de conocimiento hay que administrar glucagón subcutáneo (en menores de 8 años ó 25 kg media ampolla, en mayores la ampolla completa) y llamar al 112.
  • En caso de subida de glucosa mayor de 180 mg/dl, añadir insulina rápida extra además de su insulina habitual, a razón de 1 unidad por cada 100 mg/dl de glucosa a bajar y repetir control 2 horas después.
  • En caso de nauseas, vómitos, falta de apetito, dolor de barriga, cansancio, malestar y aliento «a manzanas», debe medir cetona en orina. En caso de cetona positiva moderada o intensa:
    • Añadir insulina rápida extra cada 3 horas, además de su insulina habitual, a razón de 1-2 unidad por cada 100 mg/dl de glucosa a bajar.
    • Reposo.
    • Líquidos en pequeñas tomas.
    • Si no se toleran los líquidos, hay empeoramiento o la respiración se hace profunda o rápida se debe llamar o acudir a urgencias.
  •  En el curso de enfermedades de cualquier tipo, hay que vigilar la glucosa antes y dos horas después de cada comida y la cetona en orina. La mayoría de las enfermedades incrementan los requerimientos de insulina. Sin embargo, en estados con anorexia, vómitos o diarrea hay que vigilar y prevenir la hipoglucemia.
  •  En caso de inapetencia ó vómitos hay que disminuir la dosis de insulina rápida correspondiente a la comida (habitualmente es preciso disminuir la dosis habitual de insulina en un 20-50%) y dar líquidos azucarados en pequeños sorbos (zumos o colas diluidas) para prevenir la aparición de cetona. Inicialmente disminuir la insulina rápida (adaptándola a la cantidad de carbohidratos ingeridos y al nivel de glucemia). Si no tenemos seguridad de que el niño coma es preferible no administrar la insulina rápida o ultrarrápida hasta comprobar tolerancia (administrarla inmediatamente tras la ingesta de las raciones de hidratos de carbono). “Nunca” suspender la administración de insulina lenta (que realiza la función basal), disminuyendo la dosis a 2/3 aproximadamente (solamente se planteará su suspensión en casos de niños con hipoglucemia y escasas necesidades de insulina).
  •  Si la tolerancia oral es nula, habrá que canalizar vía y aportar glucosa intravenosa.

Consultar si:

  • Decaimiento, disminución del nivel de consciencia, afectación del estado general, signos de deshidratación.
  • Difícil control de la glucemia.
  • Vómitos frecuentes. Escasa o nula tolerancia oral.

Recomendaciones de estilo de vida saludable:

  • Ejercicio físico diario, limitando el tiempo que pasan delante del televisor, el ordenador o los videojuegos
  • Alimentación equilibrada, evitando el exceso de grasas y productos industriales y favoreciendo el aporte de frutas y verduras. Mantener buena hidratación.
  • Se recomienda evitar la exposición al humo del tabaco. Idealmente los padres no deben fumar en ningún sitio.