Cefalea

El dolor de cabeza en los niños suele estar relacionado con procesos infecciosos frecuentes (otitis, faringitis, gripe, catarro, gastroenteritis) o  desencadenarse por falta de sueño, forzar la vista etc. Cuando se producen con frecuencia puede ser debido a cefalea tensional o a migraña.

En la mayoría de los casos se controla con analgesia y no necesita realizar ninguna otra prueba.

Cuidados en casa:

  • Poner al niño en un sitio tranquilo, sin ruidos, ni luz. Si el dolor es intenso, lo mejor es que se acueste. Esto es especialmente importante con las migrañas.
  • No es conveniente que el niño vea la televisión, ni que juegue con la videoconsola mientras tenga dolor.
  • Utilice el analgésico recomendado por su pediatra. Los niños con migrañas deben tomarlo lo más pronto posible, cuando esté empezando el dolor.

Consultar de nuevo:

  • Si tiene fiebre, se queja de dolor de cabeza intenso y vomita varias veces.
  • Si duerme mucho, más de lo habitual, o es difícil despertarle.
  • Si tiene otros síntomas: trastornos de la visión, no mueve bien los brazos o las piernas o camina o habla con dificultad.
  • Si el dolor de cabeza es muy intenso y no responde al tratamiento habitual