Catarro de vías altas

Un catarro es una infección viral de la nariz y la garganta que puede causar tos, congestión, secreción nasal, dolor de garganta y fiebre. Los antibióticos no curan el catarro ni evitan las complicaciones del mismo, los jarabes anticatarrales tampoco son eficaces. Por lo general mejoran en el plazo de 3 a 7 días, pero los niños pueden toser durante varias semanas.

Cuidados en casa:

  • Lavados nasales frecuentes con suero fisiológico. La aspiración nasal frecuente puede ser irritante para los bebés y es mejor realizarla antes de las comidas y si hay secreciones visibles.
  • Es normal que el niño esté inapetente. Ofrézcale líquidos con frecuencia excepto en menores de seis meses en los que puede realizar las tomas de menor cantidad pero con más frecuencia.
  • Dormir más vertical puede ayudarles, se puede usar el cochecito para los bebés o un cojín para los niños o elevar el cabecero de la cuna.
  • Controle la temperatura y administre el antitérmico recomendado habitualmente por su pediatra si la fiebre supera los 38ºC.

Consultar de nuevo:

  • Si empeora el estado general, el niño está decaído, somnoliento o muy irritable.
  • Si tiene coloración pálida, gris o azulada
  • Si no orina en 12 horas, o rechaza el alimento
  • Si aparece dificultad para respirar
  • Si la fiebre no mejora en 48 horas para una nueva valoración