Virgen del Rocío de Sevilla organiza la jornada «Más sonrisas, más vida»

Usted está en:








 
Más sonrisas, más vida es el título de la jornada que ha organizado estos días el Hospital Universitario Virgen del Rocío, en colaboración con Novartis, para transmitir a los pacientes trasplantados y sus familias la importancia de las emociones en todo el proceso del trasplante. En palabras del doctor Miguel Ángel Gómez Bravo, jefe de la Unidad de Trasplante Hepático del centro sevillano y uno de los impulsores de esta iniciativa, la comunidad médica apuesta cada vez más por el abordaje integral del paciente.






Según la teoría de la risoterapia, el humor, la risa y la sonrisa tienen innumerables beneficios que ayudan al paciente a superar sus problemas, su angustia y su dolor tras un trasplante. 
 
Durante la primera parte del encuentro, Eva Rodríguez Bruzos, doctora en Psicología Clínica, ha comentado en su ponencia inaugural que el estado de ánimo es básico para conseguir un bienestar completo en el paciente trasplantado. Especialista en el tratamiento de pacientes crónicos, Eva Rodríguez ha expuesto que el trasplante es un camino largo y complejo en el que conviven muchas emociones y estadios. El paciente recorre todo el camino con sus seres más próximos y la actitud tanto de la persona trasplantada como de los suyos es un factor fundamental en el proceso y en su recuperación.

En muchas ocasiones, los pacientes y sus familiares desconocen cómo afrontar estados de desánimo e incertidumbre. En este sentido, la ponencia ha servido para hacer hincapié, según la doctora Rodriguez Bruzos en que se puede aprender a gestionar las emociones y por tanto, se puede ayudar a los pacientes trasplantados a tener una actitud positiva frente al proceso que van a vivir.

El taller de risoterapia Risa y salud ha servido para que los pacientes y sus familias compartan una sesión de esta técnica, que se basa en aprender a reír con todo el cuerpo, a potenciar el sistema inmunológico en general y facilitar la superación de diferentes bloqueos emocionales. La sesión se ha desarrollado de forma interactiva con la colaboración de miembros de las unidades de trasplante del hospital y con la participación de las diferentes asociaciones de trasplantados de Andalucía. 
 
Al finalizar la jornada el Dr. Gómez Bravo ha destacado la importancia de la implicación de pacientes, equipo médico, psicólogos, familiares y asociaciones con el objetivo común de mejorar la calidad de vida del paciente trasplantado y acompañarle durante todo el proceso.