La incidencia de la tuberculosis se reduce un 14% durante la pandemia en el Virgen del Rocío

Usted está en:

Los especialistas en Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen del Rocío han diagnosticado 73 nuevos casos de tuberculosis durante la pandemia por COVID19, una cifra que se ha reducido con respecto a los 85 nuevos pacientes que llegaron a sus consultas el año anterior. Se reduce un 14,1% la incidencia de esta enfermedad infección bacteriana causada por un germen llamado Mycobacterium tuberculosis, que suele atacar los pulmones, aunque también puede dañar otras partes del cuerpo.

 

Hoy, Día Mundial de la Tuberculosis, han querido hacer balance del impacto de la COVID-19 en la evolución de la tuberculosis en la ciudad de Sevilla. Igualmente, sirve de recordatorio para fomentar el programa de tuberculosis, retomando las actividades de vigilancia, prevención y control de esta enfermedad para tratar de minimizar su impacto en las poblaciones más vulnerables.

 

Además, existe una Comisión de Tuberculosis de Sevilla interdisciplinaria e interniveles que está constituida por especialistas en enfermedades infecciosas, neumólogos y especialista de medicina preventiva de los Hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena, epidemiólogos y enfermera de salud pública del Distrito Sevilla y médicos, enfermeros y trabajadores sociales de Atención Primaria. Se creó en 2012 para coordinar todas las actuaciones (sanitarias y sociosanitarias) orientadas al diagnóstico, tratamiento y control de la tuberculosis en la ciudad.

Estos profesionales han registrado un descenso en los principales indicadores asociados a esta patología: en el índice de confirmación microbiológica y de estudios de resistencias, en estudios de contactos realizados y en las finalizaciones de tratamiento.

Además, la disminución de los casos podría deberse al efecto de las medidas aplicadas contra la COVID-19: uso masivo de la mascarilla, ventilación de espacios y restricción de movimientos y de los contactos sociales. El confinamiento también ha podido actuar en sentido contrario, produciendo un mayor riesgo de contagio. Los profesionales consideran importante evaluar todos estos aspectos y analizarlos en profundidad para publicar las conclusiones definitivas.