Una exposición de cómics dibujados por niños ingresados recorrerá los tres hospitales de la capital

Usted está en:

Los hospitales universitarios Virgen Macarena, Virgen del Rocío y Valme van a acoger una exposición itinerante de cómics elaborados por los niños que han participado en los talleres de humor gráfico, organizados por el servicio de Educación del Ayuntamiento de Sevilla en las aulas hospitalarias. Se trata de una iniciativa didáctica con la que los menores han conocido las claves de la narrativa gráfica, de una manera divertida, estimulando su capacidad creativa.
 
La muestra recoge en total 30 dibujos, 10 de cada hospital, y todos ellos de temática libre. Los comic se encuentran expuestos hasta el 2 de diciembre en la planta baja del Hospital Virgen Macarena. Del 3 al 10 de diciembre podrán verse en el Hospital Infantil del Virgen del Rocío y del 11 al 18 de diciembre, en el pasillo de dirección del Hospital de Valme.
 
El taller de humor gráfico, en el que han participado 120 pequeños, ha sido una de las diversas actividades que han ofrecido las aulas hospitalarias durante el curso escolar 2011/2012. Estos espacios surgen del  Programa de Atención Integral al Niño Hospitalizado del Servicio Andaluz de Salud, iniciado en 1984, y se gestionan con la participación de la Consejería de Educación.
 
La figura del maestro en el hospital representa para el niño el enlace con el exterior y lo cotidiano, hasta el punto de que las tareas que el profesor propone le hacen ganar confianza en su curación, por permitirle continuar con la rutina de su vida diaria. Todo ello se organiza en un espacio que motiva el juego y la socialización con otros menores que se encuentran ante una situación similar.
 
Asimismo, se ofrece apoyo y orientación psicopedagógica que hace disminuir el grado de ansiedad que algunos pequeños sufren al ser hospitalizados. De igual manera, los profesionales tratan de fomentar las habilidades y destrezas de los niños.
Así, las clases de cómic han permitido desarrollar sus inquietudes narrativas, artísticas y comunicativas, al tiempo que ha fomentado su sentido del humor a través del dibujo.

 

En total, se han desarrollado siete talleres de cuatro días de duración cada uno, estructurados en sesiones de dos horas. Esta iniciativa se impartió, durante los meses de mayo y junio, en las aulas y en las habitaciones de los menores que no podían desplazarse.